Acerca de la mansedumbre. Propósitos de los santos ejercicios espirituales; octubre de 1863

“Llevaré examen particular de la virtud de la Mansedumbre. Me acordaré de la Mansedumbre de Jesús modelo y maestro, que dice: Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón. Me acordaré de la mansedumbre de María Santísima. ‘Consideraré su utilidad, porque con la humildad se agrada a Dios, y con la mansedumbre al prójimo’ (San Francisco de Sales).  ‘Mejor es hacer menos con paciencia, mansedumbre y amabilidad que hacer más con precipitación, ira, enfado y regañando; pues que las gentes, al ver este modo de proceder, se escandalizan y se retraen’ S. Antonio Ma. Claret, Autobiografía 782-784. Señor Jesús: Queremos ser

Sobre la devoción a María

“Con muchísima frecuencia, desde muy niño, acompañado de mi hermana Rosa, que era muy devota, iba a visitar un Santuario de María Santísima llamado Fussimaña, distante una legua larga de mi casa. No puedo explicar la devoción que sentía en dicho Santuario, y aun antes de llegar allí, al descubrir la capilla, yo me sentía conmovido, se me arrasaban los ojos en lágrimas de ternura, empezábamos el Rosario y seguíamos rezando hasta la capilla. Esta devota imagen de Fussimaña la he visitado siempre que he podido, no sólo cuando niño, sino también cuando estudiante, sacerdote y arzobispo, antes de ir a mi diócesis”. Autobiografía, 49.   -Pidamos

Algunos, con tal de ganar dinero no reparan en especular y traficar con lo más hediondo y ponzoñoso al bien público

A D. Juan Oliveres Gavarró[1] Muy Sr. mío y de mi mayor aprecio: he recibido las entregas de las Vidas de los Santos, que Ud. se ha servido enviarme, no puedo menos que tributarle las más afectuosas gracias, y animarle a tan santa empresa, publicando con dibujos, y escritos con los hechos de los Santos, ¡pues que ellos con su ejemplo nos convidan e impelen a la imitación de sus virtudes: idea es esta digna de toda recomendación por lo mucho que redunda en gloria de Dios y morigeración de las gentes; siendo al propio tiempo un contraste y di

“MI ESPÍRITU ES PARA TODO EL MUNDO” – S. Antonio Ma. Claret

Carta al Sr. Nuncio Apostólico de S. S. en los dominios de S. M. Católica, D. Juan Brunelli, Arzobispo de Tesalónica. Excmo. y Revmo. Sr. Nuncio Apostólico Excmo. y Revmo. Sr., digno de toda mi veneración y aprecio: al bajar ayer del púlpito, terminados los santos ejercicios espirituales que di a 200 sacerdotes en el retiro de la iglesia del Seminario Conciliar de este Obispado de Vich, mi dignísimo Prelado D. Luciano Casadevall me llamó aparte y me entregó la de V. E. y el nombramiento del Sr. ministro para el Arzobispado de Cuba. No puede V. E. formarse una