Marcos.-13-33-37

 

1) En la antigüedad: en los inicios del cristianismo sabemos que se tomaron muchos elementos del imperio romano. El “adviento” es un término tomado de alli. Ad-venir significa que ya venía el cesar, era motivo de prepararse y rendirle honores, como así también entregar una ofrenda a su persona, esa ofrenda era de aquello que trabajaba o identificaba a la familia. Hoy también se nos anuncia que Jesús está por venir, quiere reconquistar tu corazón y hoy la Iglesia te grita que te prepares y que el 25 le entregues aquello que este año te identificó.

2) En la media: curiosamente, similar a hoy, en la edad media se tomó este tiempo como algo así nomas. Pasaba sin pena ni gloria o se paganisaba, algo así como hoy; se hace fiesta y se festeja pero no se saluda al cumpleañero. Es por ello que San Francisco de Asís tuvo esa luz para catequisar este tiempo; nos entregó el pesebre. Una manera de prepararnos como comunidad armando en cada hogar ese momento y al mismo tiempo dándonos a entender que Jesús viene y de manera sencilla. Es por ello que el inicio del 25 se inicia poniendo al niño Dios en el pesebre, es la luz que nace pero no en Belen sino más bien en tu hogar.

3) Hoy es adviento: hoy vivimos un tiempo distinto, creo que más que paganizacion se denomina “comercializacion”. Bueno,¿qué te propones a hacer en este adviento? No dejes que pase sin pena ni gloria. Vamos! A moverse, hagamos algo. Así como francisco usó la creatividad ahora vos tenes la propuesta…. dale, Anímate!

Hacé algo por este adviento y después contános. Que sople el Espíritu.