Arizona, Honduras. Los jóvenes de la parroquia Nuestra Señor del Pilar, en Arizona, Honduras, recibieron una serie de talleres desde el mes de septiembre hasta el mes diciembre con el objetivo de prepararse en disposición para la salida misionera en Navidad.

En el último taller los jóvenes fueron enviados como saetas a la misión del 17 al 26 de diciembre, con el objetivo de animar en las comunidades la celebración de las posadas, compartir temas de formación con jóvenes y niños, así como también colaborar en las actividades que las comunidades tuviesen preparadas. En esta misión se visitaron 14 comunidades de diversos sectores de la parroquia y participaron en la misión 10 jóvenes, además del Heno. Abraham Ramos y el estudiante Claretiano Hugo Agrazal coordinaron la experiencia misionera.