Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial.
Dios, Hijo redentor del mundo.
Dios, Espíritu Santo,
Trinidad Santa, que eres un solo Dios.

Corazón de María, modelado por el Padre
Corazón de María, el más semejante al Corazón de Jesús
Corazón de María, adornado con todos los dones del Espíritu Santo
Corazón de María, que amas al Padre con amor de hija
Corazón de María, que amas al Hijo con amor de madre
Corazón de María, que amas al Espíritu Santo con amor de esposa
Corazón de María, que conservas fielmente las palabras y acciones de Jesús
Corazón de María, traspasado con la espada de dolor
Corazón de María, clavado en la cruz con Cristo crucificado
Corazón de María, vivificado por la alegría de la resurrección de Jesús
Corazón de María, colmado de nueva plenitud de gracia en la venida del Espíritu Santo
Corazón de María, morada de Dios, llena de su gloria
Corazón de María, arca de la alianza de Dios con los hombres
Corazón de María, regazo de Dios y de los hombres
Corazón de María, que has traído la salvación del mundo
Corazón de María, siempre Inmaculado
Corazón de María, lleno de gracia
Corazón de María, bendito entre todos los corazones
Corazón de María, abismo de humildad
Corazón de María, trono de misericordia
Corazón de María, fragua de amor divino
Corazón de María, que alcanzas gracia a los pecadores
Corazón de María, roca invencible de fe
Corazón de María, fuente de amistad perfecta
Corazón de María, apoyo de la Iglesia en su caminar hacia el Padre
Corazón de María, fragua de amor que nos configura con Jesús
Corazón de María, Madre y formadora nuestra
Corazón de María, consuelo de afligidos
Corazón de María, refugio de pecadores
Corazón de María, auxilio de los agonizantes
Corazón de María, esperanza del mundo
Corazón de María, señora de nuestros corazones
Corazón de María, reina de la paz

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
– Perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
– Escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
– Ten misericordia de nosotros

Ruega, por nosotros, Santa Madre de Dios
-para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo

Oremos.
Señor, Dios nuestro,
que hiciste del Corazón Inmaculado de María
una mansión para tu Hijo y un santuario del Espíritu Santo,
danos un corazón limpio y dócil,
para que, sumisos siempre a tu voluntad,
te amemos sobre todas las cosas
y ayudemos a los hermanos en sus necesidades.

Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.